Twitter response:

Guia para Padres de Hijos con deficit en el Habla

Antes de empezar a leer sobre las disfluencias, las pautas, el por qué de ellas, etc, nos parece muy importante, vital, iniciar esta introducción invitándote a sentarte a tomar un café, relajados y tranquilos, sabiendo que no estamos solos.

Esta introducción es uno de los capítulos más importantes de esta guía y te diré porqué:

Para poder ayudar a nuestros hijos, debemos sentirnos seguros, confiados y relajados. Es inevitable, sentir culpa, angustia, nerviosismo ante el habla de nuestro hijo, sentir preocupación por su futuro…etc. Pero también sabemos, que esto no lo ayuda a él ni al resto de la familia. Los niños lo absorben todo, son como esponjitas, lo que realmente sentimos, es lo que perciben, es imposible engañarlos.

Para nuestros hijos pequeños, todo está relacionado con EL AMOR. Nuestras miradas, gestos, palabras, actitudes, todo lo asocian
inmediatamente al…. No me ama…. Y esto no debería jamás dejar lugar a dudas. El amor por nuestro hijo, es incondicional… hable como hable. Por esto el juego, el contacto físico, el abrazo, la mirada… el te quiero, hacen que nuestros hijos sepan de nuestro sentir.

Aunque no nos alegra, es importante que sepamos, que hasta el momento no se inventó “la píldora mágica”, para corregir el habla
disfluente de nuestros hijos. Sin embargo, sí hay muchas cosas por hacer, pero para ello necesitamos por encima todo, que los papás se involucren en esta etapa tan importante, tan decisiva.

Es importante aclararque no hablamos de “niños tartamudos”. El 5% de los niños tienen disfluencias entre los 2 y 5 años, y al existir la posibilidad de remisión del 80%, no podemos ni debemos catalogarlos o colgarles un cartel, con la carga psicológica que esto implica. Es por ello que hablamos de niños que hacen disfluencias, que repiten, que se bloquean.

Leer la Noticia entera, Click en el Icono pdf